Un elemento tan sencillo como un ovillo de color rojo sirvió para visibilizar un problema que para nada debería quedar relegado a un segundo plano entre la ciudadanía.

Aprovechando el Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas, un centenar de alumnos del colegio se desplazó a la Plaza Consistorial donde, animados por música, se hicieron notar entre los ciudadanos de Pamplona que pasaban por allí. Realizaron a pie de calle un gran corazón con ovillos de lana roja, al tiempo que enseñaban cómo efectuar una RCP. También hicieron un simulacro de infarto, con la colaboración de voluntarios del “ABC que salva vidas”, además de encuestar a los ciudadanos para saber cómo actuarían ante una parada cardio-respiratoria.

Al mismo tiempo, el alumnado que quedó en el colegio realizó diferentes actividades: recordaron lo aprendido con la DYA sobre la RCP y luego hicieron unos corazones que se decoraron con trozos de lana y detrás pusieron “Pequeña guerrera”.

Así vivió el proyecto de centro una alumna: «Ha sido súper interesante y todos los alumnos, desde los más pequeños hasta los mayores,  hemos participado con mucha motivación y entusiasmo. Con este proyecto hemos descubierto que aunque somos pequeños, también tenemos cosas que enseñar».

 

Fuente: http://reginapacisburlada.es

Noticia 3 Regina feb19

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies